La Maldad de Acuario

La Maldad de Acuario - Horoscopoacuario.eu

¿Cuán Malo es Acuario?

La verdad es que si tuviéramos que hacer un ranking de maldad zodiacal, Acuario se posicionaría muy cómodamente en el puesto número doce, siendo el menos malo de todos los signos. ¿Por qué es esto? Sencillamente porque su faceta altruista y su defensa de la honestidad van mucho más allá de todo mal. Pero, ¿será siempre así? Tal vez el aguador también tenga un lado oscuro que es mejor que conozcas antes de que seas víctima de él.

Tus Miedos… su Placer

Quizá la parte más malévola de Acuario sea aquella que los lleva a jugar con los temores de los demás. Se divierte tanto trabajando tus miedos y logrando un efecto psicológico que te lleve al borde del abismo, que más que una maldad, podríamos decir que es una travesura.
Si tienes algún miedo recurrente o, lo que es peor, una fobia, nunca se te ocurra contársela a un aguador, puesto que la explotará al máximo, aprovechando cada oportunidad para hacer resurgir ese miedo y disfrutando a medida aumenta tu cara de terror.
Lo mejor que puedes hacer para frenar esta especie de “vicio” que tienen los Acuario, es hacer oídos sordos a sus provocaciones. Incluso, una idea aún un poco mejor que esta, es reírte junto con ellos cuando intentan asustarte. Una actitud de esta índole hará que se aburran de lo que están haciendo, hasta el punto que lo considerarán una pérdida de tiempo, por lo que virarán su atención hacia otra cosa.

Su Frío Interior

¿Te has detenido a pensar por qué es que son tan altruistas y humanitarios los acuarianos? La verdad del asunto es que son dueños de una fachada muy cálida, pero de un interior tan frío que piensan que el resto de la humanidad es inferior a ellos y que por esa razón necesitan ser asistidos y ayudados de forma permanente. Obsérvalos muy bien, porque también existe una intención muy velada por sobresalir cada vez que llevan a cabo una acción, en apariencia, dadivosa.

Un Observador Encubierto

Otro aspecto del lado oscuro y oculto de los nativos de este signo es que les gusta hacerse los distraídos y los desentendidos, pero lo cierto es que observan cada gesto de las personas de su entorno con su sagaz vista y agudo sentido de la captación. ¿Qué hacen con la información que recaban? Exactamente lo contrario de lo que promueven: juzgan a los otros. Puesto que jamás serían capaz de revelar este secreto acerca de sí mismos, ni siquiera son capaces de reconocérselo a ellos mismos ante su propio espejo, es que sus juicios son privados y no los comparten con nadie. Por lo tanto, nunca podrás reclamarles que hacen aquello de lo que se jactan de no hacer jamás.

Tus Comentarios